Desde que monté la web he preferido ser honesto hablando de lo que te vas a encontrar en este mundillo por una sencilla razón: sé que me va a ir mejor diciendo la verdad que jugándotela. Cuando digo que algo no funciona no es porque un primo segundo me ha contado una experiencia negativa de un amigo al que le fue mal en bolsa. No, no. Es porque lo he probado y lo he sufrido en mis carnes.

El que se avergüence de intentar cosas y haber fracasado peor para él. Yo ya no me creo nada de esta realidad fantástica que nos quieren vender, sobre todo en las redes sociales. Algo no cuadra: todo el mundo se muestra mega feliz y en cambio nunca han habido tantos diagnósticos por depresión y los suicidios.

Es la vida: para triunfar hay que fracasar. Escondiendo las cagadas y creyéndote invencible provocas justo el efecto contrario. El mundo Disney huele a tufo que tira para atrás.

No es la primera vez que utilizo el blog para contar experimentos fracasados. A continuación te dejo otros artículos con algunos de mis mayores fails:

Hoy vengo a hablarte de otra más.

Hubo una época en que estuve operando figuras chartistas como loco. Me obsesioné con ellas.

Había descubierto el Análisis Técnico de la mano de David Galán. Me flipaba cómo lo contaba en sus seminarios. Daba su visión del mercado desde el punto de vista técnico, analizando la tendencia, los niveles clave en los que el precio podía pararse y, por supuesto, las figuras técnicas.

Parecía magia, estructura que se activaba estructura que se cumplía. El precio llegaba a los niveles que David había marcado días atrás como si no le costara. Recuerdo su famosa frase después de acertar un movimiento, siempre decía: «Objetivo OK, análisis cumplido»

Quería ser como él, ser parte de esa brujería. No comprendía los fundamentos del chartismo ni me había preocupado por entender las bases del mercado, pero me lancé a operar figuras. Era el camino rápido para forrarme. Esta vez iba a funcionar.

Veía un Doble Suelo en 5 minutos y ahí iba como loco a meterle estopa. Daba igual si estaba en mitad del rango o si hubiera dato de empleo USA en un rato. Tenía puestas las orejeras del burro y no veía más allá. Solamente me fijaba en la figura técnica, en meterle a la ruptura dejando colocados Stop y Profit.

En lugar de probar la estrategia en simulado durante un tiempo prudencial y después arriesgar poco a poco. Eso lo veía de cobardes, era más entretenido ser un valiente y salir a pelear a pecho descubierto frente a los que llevan pistolas.

Así me fue. Ya te imaginarás el resultado.

La época de tradear objetivos técnicos quedó enterrada en el pasado. Fue un fracaso sin paliativos pero me sirvió para seguir avanzando hasta crear el método de trabajo que sigo hoy en día.

Unas veces se gana y otras se aprende.

En las líneas que siguen te cuento la historia de una derrota.

La diferencia entre Análisis y Sistema

La temática del post trata sobre por qué crear un sistema de trading basado exclusivamente en chartismo es un fracaso absoluto.

Pero antes de ello voy a exponer las diferencias entre el Sistema y el Análisis. Muchos todavía no las tienen claras, se creen que cuando ven en el periódico un titular del estilo «El Dow ha caído 1.500 puntos por la crisis de deuda soberana» – significa que hay que vender. Otros lo interpretan como señal de compra y algún otro confundido echa la culpa a los alemanes y se queda tan ancho.

Hay que salir de ese círculo vicioso, pongamos medios para ello.

El Sistema de Trading

Es el conjunto de reglas para entrar y salir del mercado. Cuando haces click y una operación entra lo has hecho por varios motivos. Lo has hecho porque estás siguiendo un sistema.

Un sistema de Trading no solamente es el Setup. Incluye la gestión del riesgo y de las posiciones. Es la hoja de ruta, el plan diseñado sobre el que arriesgas tu dinero.

Una trade no es buena o mala por haber cerrado en positivo o negativo. Es buena si has seguido el plan establecido. Es mala si te has salido de él y has improvisado sobre la marcha.

Lo vemos mejor con un ejemplo

  • «Si el Brent llega al soporte de 20 dólares compraremos buscando un rebote (Setup)
  • Sólo ejecutaremos la operación con el RSI entra en SobreVenta (Filtro del Setup)
  • El Stop estará situado en $18 y el Profit en $21,5 (Ratio Rentabilidad-Riesgo óptimo)
  • Volumen de la trade: 3 lotes. Máxima pérdida $60 (Gestión Monetaria)

Análisis del Mercado

Vamos a desempolvar el diccionario y ver qué definición nos devuelve la R.A.E. del término «Análisis».

«Es un examen detallado de una cosa para conocer sus cualidades, características o estado actual y extraer conclusiones.»

Puede que esta definición te deje un poco frío, te has quedado como estabas. Para entenderlo mejor repito la técnica del caso anterior, lo vemos con varios ejemplos:

  • El Brent en gráfico de 1 hora está en tendencia bajista y con la media de 200 sesiones en fase descendente
  • La primera resistencia está en los $26 y el soporte de largo plazo está en los $20
  • El RSI está aproximándose a las SobreVenta
  • El mercado está cayendo por las tensiones entre Arabia Saudi y Rusia

Ningún problema hasta aquí, ¿cierto? En el Análisis describes lo que está sucediendo. Que si el oro está caro porque ha subido más que los últimos 3 años, si el Dax ya ha bajado mucho y los indicadores marcan posible rebote, dónde debería apoyarse el petróleo si continúa la tendencia bajista..

En cambio en el Sistema describes lo que vas a hacer. Compraré cuando suceda esto, esto y esto y pondré el Profit aquí, el Stop allí y entraré con un volumen X para no perder más que X.

Seguimos, nos adentramos en el chartismo.

Qué es el Chartismo

No voy a detenerme demasiado en este apartado porque ya tienes este completo artículo con un repaso del chartismo, los objetivos, dónde deben ir colocados los Stops, las implicaciones.. Si empiezas de cero y necesitas profundizar dale un repaso.

El chartismo es la rama del Análisis Técnico que estudia las figuras formadas por los precios. ¿Y qué es el Análisis Técnico?

Es la disciplina que estudia el movimiento histórico de los precios. Se basa en que algunos patrones que éstos forman se repiten en el tiempo.

Básicamente identifica el comportamiento de los precios en el pasado para predecir el futuro.

Esto es lo básico. A partir de aquí nos podemos complicar todo lo que quieras. Puedes analizar figuras exóticas como Murciélagos, Diamantes, Tazas con Asa..

O puedes quedarte con las más fáciles, el Doble Suelo y el Doble Techo. El nivel lo pones tú.

Y ahora sí, te cuento por qué el Chartismo nunca te va a funcionar en un sistema de Trading

Los 4 motivos por los que el Chartismo no funciona

Hace 100 años Robert Rhea deja un pasaje inolvidable en su obra «La Teoría de Dow», escrita en 1.932.

Cito literal la frase extraída del libro:

«Double Tops» and «Double Bottoms» are of but little value in forecasting the price movement and have proved to be deceptive more often than not»

Lo que traducido sería algo así:

«Los Dobles Suelos y los Dobles Techos tienen poco valor a la hora de predecir el movimiento del precio y se ha demostrado ser engañosos más veces de las que funcionan»

Es una frase maravillosa, a la que no hay que añadir nada.

Aunque no da muchos detalles sobre la ineficacia del chartismo – como a lo largo del libro, donde expone ideas genéricas sin profundizar en lo particular – es curioso que en una de las obras maestras escritas sobre bolsa y mercados ya se hagan eco de los fallos en las formaciones chartistas. ¿Por qué será?

Efectivamente, porque no dan dinero.

Te explico los 5 motivos que me llevaron a dejar de tradearlas después de haberlo intentado durante varios meses viendo cómo mi cuenta no hacía más que bajar.

#1. Muchas figuras no se cumplen

Lo fácil es escribir una guía sobre Análisis Técnico, poner un Doble Suelo perfecto, otro Hombro-Cabeza-Hombro de manual y decir: ¿véis lo sencillo que es seguir figuras chartistas?

Te estaría engañando, la realidad no es esa. El comportamiento del mercado dista mucho de lo que nos quieren hacer creer.

Las estructuras técnicas las podemos pintar de muchas maneras y complicarnos la vida buscándoles nombres extrañísimos, pero en el fondo todas nos están dando la misma información: son procesos de acumulación y distribución antes de entrar en tendencia.

Sobre el papel siempre es el mismo proceso: un rango lateral, ruptura del rango y movimiento tendencial.

Lo que no estamos teniendo en cuenta es que el mercado está más del 70% en rango lateral. 

Por lo tanto, en el 70% de las ocasiones no habrá tendencia. No se cumplirán los objetivos marcados.

Te dejo un par de imágenes donde se ven dos estructuras clarísimas no cumplidas y continuamos.

 

#2. Las Falsas Rupturas son habituales

Que la mano fuerte va a tratar de engañarte para quedarse con tu dinero es más viejo que el vinagre.

Sabemos que compran periodistas, que difunden bulos, que manipulan el mercado cuando les conviene..

¿Cómo no van a mover el precio unos pips o arriba o abajo para después girarse y dejarte con cara de tonto?

Lo han hecho, lo hacen y lo seguirán haciendo.

#3. Subjetividad en algunas figuras

El test de Rorschach (1.921) se utiliza en evaluaciones psicoanalíticas. Te muestran unas láminas y debes contestar qué te sugieren. El truco está en la ambigüedad: las imágenes no están claras.

Es como estas fotos en las que te piden que encuentres el gato de ojos azules mirando a la pantalla cuando tú lo que estás viendo es una señora tirada en la playa y el azul no está ni en el mar.

Te muestro la primera lámina del test:

Si ves una polilla, un murciélago o una mariposa, no muestras alteraciones cognitivas.

Si eres de los que está viendo una máscara o algún animal, podrías tener problemas de paranoia.

Un poco heavy que se pudieran diagnosticar trastornos de psicopatía por interpretar una imagen de una manera u otra, ¿no crees?

Bien, apliquemos nuestro propio test de Rorschach al trading.

En alguna ocasión encontrarás un gráfico sucio, donde no estén nada claras las formaciones. Suelen ser rangos laterales, momentos de indefinición en el mercado.

Si te pones a tirar líneas y la pantalla se convierte en una maraña de estructuras que no hay por dónde cogerlo.. no intentes descifrarlo. Pásate a otro donde lo tengas más claro.

Lo vemos en la siguiente imagen. Podríamos tener 4 figuras técnicas, contradiciéndose entre sí. Unas nos marcan rally alcista y en otras el inicio de un mercado bajista.

Haz la prueba del algodón con un colega: pregúntale qué ve con el gráfico en blanco. Si los dos veis cosas diferentes es mala señal. Mejor dejarlo, ya habrá otras.

#4. El Ratio-Rentabilidad riesgo es Negativo

El último punto por el que no deberías tradear las figuras técnicas tal y como dicen en los manuales es porque no es rentable ni aunque ganes más de la mitad de las operaciones.

Me explico.

El punto de entrada debería ser después de la ruptura del soporte / resistencia. En ese momento se supone que comienza la tendencia. Pones el Profit, el Stop y listo, te echas a dormir.

¿Qué sucede entrando al Break-Out? Que no estás optimizando la trade. Estás hipotecando parte del Profit y ampliando el Stop.

Pon que la Resistencia del rango lateral está en 2€ y que, en caso de superarla, activa un Doble Suelo.

Necesitarás darle cierto margen para no caer en una falsa ruptura. Ponle que entramos a 2,10€, es decir, nos estamos dejando un 5% por el camino. Casi nada.

Lo mismo con el Stop. Si el soporte relevante está en 1€ tendríamos que ponerlo en 0,90€ para evitar una foto bajista. Una falsa dilatación.

En total hemos empeorado 10 céntimos a la compra y 10 céntimos a la venta para un objetivo de 1€. Dejamos un 20% del trade encima de la mesa. No compensa en absoluto.


La barra amarilla de la derecha muestra cómo el Stop es fácilmente un 15% más alto que el Profit.

Las cuentas no salen. Para terminar en positivo tendríamos que obtener muchas más operaciones ganadoras de las que terminan en rojo.

Las Figuras Chartistas son muy potentes en un contexto

Tengo un mensaje de esperanza para ti, enamorado de las estructuras técnicas. Si a pesar de los argumentos en contra sigues empecinado en seguir trabajando con ellas sigue leyendo, esta información te interesa.

Hazte un favor y métele un filtro. Si se cumple entras. Sino, no entras.

El único requisito para garantizarte el éxito en la ruptura de una figura técnica es el siguiente:

Esperar a un momento de pánico o euforia en el mercado.

Tan sencillo como eso.

Entiéndeme cuando digo «garantizar», ya que lo único seguro en esta vida es que vamos a terminar en el camposanto.

La fiabilidad en estos momentos extremos se dispara.

Si abres el telediario y están hablando de lo dura que está siendo la crisis económica, muestran imágenes de la cola del paro o ves a familias desahuciadas te entrará un miedo de narices. Pensarás, ¿cómo voy a meter ahora un duro en bolsa?

Será el mejor momento de entrar, sobre todo si sacas el Dax o el EuroStoxx y ves un Hombro-Cabeza-Hombro indicando cambio de tendencia. Ni lo dudes, enchúfale, es una posición ganadora.

Lo mismo para figuras bajistas. Cuando el vecino te diga la cantidad de pasta que ha ganado con el activo financiero de moda, en Twitter o chavales de 19 años estén sacando cursos de inversión en XXX o te sientas el tonto del pueblo por no haber comprado antes, mucho cuidado.

Calma, a todo cerdo le llega su San Martín. Abre el gráfico y si, por lo que sea, encuentras algún indicio de arrancar una tendencia bajista, como el Doble Techo, ya sabes lo que toca. Ojos cerrados y corazón valiente.

Conclusiones sobre el trading «chartista»

Basándote exclusivamente en operar rupturas de Triángulos, Dobles Suelos o Canales.. vas listo si crees que a final de año te va a dar para retirar un pellizquito e irte de mariscada con la parienta. Mejor trata de sacarlo de otro sitio.

¿Significa esto que hay que descartarlas y no hacerles caso jamás?

Todo lo contrario.

Mira, en mi Curso de Trading muestro un Setup clarísimo cuando aparecen las figuras chartistas en acción.

Spoiler: no va de entrar en la ruptura y esperar que sople el viento a favor mientras no haces nada más que mirar cómo el Stop se aproxima y tu nivel de ansiedad se dispara.

No consiste en eso.

Es una técnica muchísimo más efectiva, con fiabilidad superior al 80%. ¿No te daría confianza saber que llevas la mano ganadora de una vez por todas?

Para ir terminando con las figuras te voy a dar un último consejo.

Estúdialas y entiéndelas. Dónde van los Stops, qué implicaciones tienen, los momentos de fiabilidad alta y baja.. Dedícale el tiempo que se merece – tampoco hay que matarse – y evitarás que te pillen en un renuncio.

Una vez que tengas claro cómo funciona el tinglado debes encontrar la manera de encajarlas en un sistema. Crear unos Setups, reglas de gestión del riesgo, definir dónde van los stops..

Son una parte del mercado, te las vas a encontrar a menudo, así que debes estar preparado para esos momentos.

La otra opción es delegar esa tarea en lugar de perder decenas de horas haciendo prueba-error y aprender sobre lo que otros ya nos hemos dejado los cuernos. Con la técnica que encontrarás en el Aula Virtual del Curso:

Curso Avanzado de Trading: la Reversión a la Media.

Un fuerte abrazo y buen trading de figuras 😉

Enrique Mazón

¿Te ha gustado el artículo?

Empieza ya el Curso Gratuito de Análisis Técnico y Chartismo