Voy a hacerte una pregunta y quiero que respondas con sinceridad:

¿En cuál de las dos oficinas que te muestro a continuación trabajarías más a gusto?

Si has elegido el de la izquierda siento ser yo quien te lo diga, pero tienes un problema. Antes que seguir leyendo el blog te recomiendo hacer una pausa en Google y buscar «cómo superar el síndrome de Diógenes» 😛

Hablando en serio, a nadie le gustaría pasar 8 horas en un lugar sucio, oscuro y desordenado. A no ser que quieras estar todo el día abatido y con una sensación de claustrofobia.

No creo que sea el caso.

Concentrarse en un sitio así me parece imposible. Por no hablar de la pérdida de creatividad.

¿A quién se le va a ocurrir algún nuevo producto o impulsar un negocio cuando se te están cayendo las paredes encima?

Lo normal es que hayas elegido la oficina de la derecha. Sencilla, diáfana y clara. Da gusto verla.

Sin estar ahí sabes que vas a sentirte cómodo. De hecho, cuando vi la foto no pude evitar quedarme con alguna idea para mi despacho.

La Plantilla es la oficina del trader

Acabas de ver el espacio físico en el que vas a trabajar. Donde vas a producir. Vas a crear.

Pero no es el único sitio que hay que tratar con mismo.

Lo que hay dentro de la pantalla es tanto o más importante. Es donde la mirada va a estar centrada.

Unos consejillos de productividad

Nos encanta acumular trastos. ¿A quién no le da pena tirar ese jersey que no te pones desde hace 6 años?

En la oficina sucede lo mismo. Una montaña de folios que nunca baja, cuadernos que ya no usas, las llaves tiradas en cualquier sitio..

Parece que nos gusta auto-sabotearnos porque la productividad viene reduciendo puntos de distracción.

Así se focaliza la atención donde merece la pena. Es la clave para mejorar procesos.

De un simple vistazo ya hemos distinguido una oficina bien colocada y un terror de despacho.

Ahora nos vamos a meter de lleno en el otro lugar donde el trader invierte cientos de horas: la pantalla.

¿Alguna vez te has parado a pensar cuánto tiempo pasas delante del monitor? ¿Qué sensación óptica tienes cuando te sientas frente al ordenador? ¿Terminas el día cansado y odiando estar ahí o con ganas de más?

A ver, que si odias tu trabajo es normal acabar hasta las narices. Pero si no es el caso la explicación a tu malestar ( o bienestar ) viene por cómo tienes distribuida la pantalla.

Pocos elementos y con colores que no cansen la vista es tan o más importante que una buena oficina.

Para entenderlo vamos con un ejemplo de Metatrader.

Mira que es una buena plataforma, pero lo que hacen con la plantilla es un delito. Una auténtica cagada.

Máxime cuando es su carta de presentación. Al descargar el programa y arrancarlo por primera vez encuentras esta imagen desoladora:

Espacio de Trabajo de MetaTrader por defecto

Aparecen 4 gráficos de divisas sobre un fondo negro con una cuadrícula mareante.

Dos con velas blancas y verde fosforito y los otros dos de barras. Uno lleva un MACD, otros medias móviles, otro un oscilador..

Es un aspecto terrorífico. Podría ser el escenario lúgubre de cualquier película de Hitchcock.

Soy fan acérrimo de esta plataforma, pero esto es un ejemplo de lo que NO hay que hacer.

No hay por dónde cogerlo. No hay un orden, ni gusto, ni hay nada.

El responsable de márketing merece un buen tirón de orejas. Si estás leyendo estas líneas tengo una petición de parte de todos los Metatrader-Fans: ¡cambia la carátula inicial por favor!

Cuando necesitas llamar la atención con una plantilla de mierda

El problema para alguien que llega nuevo y se encuentra este panorama es que puede pensar que lo normal es trabajar así.

Y claro, saldrá espantado. Pensará que los traders somos unos frikis de mucho cuidado.

Tampoco ayudan los gurús que suben sus operaciones con capturas.

Como el mensaje que transmiten siempre es el mismo – trabaja poco, vive desde la playa, alcanza la libertad financiera en 3 meses y blablabla – necesitan diferenciarse con la plantilla para ser reconocidos.

Publican imágenes estrafalarias, con complementos horteras y que no aportan nada. Parece una competición a ver quién tiene el peor espacio de trabajo.

No se tarda mucho en encontrarlas. Haciendo una búsqueda rápida en redes sociales he recopilado un puñado de plantillas con las que nos vamos a echar unas risas.

Vamos a comentarlas un poquito antes de pasar a la parte seria del post.

ImpacTrueno

Si te dicen que tocando en el pico de abajo vas a recibir una descarga eléctrica, ¿no te lo creerías?

Calienta Picachu, que sales a jugar.

 

El Electro – Cardiograma

Recuerda a las películas de médicos cuando hay un tío medio muriéndose y le reviven con el aparato que hace saltar el cuerpo por los aires.

Si puedes sacar algo en claro de este gráfico te doy mi más sincera enhorabuena. Serías bueno descifrando códigos secretos en la Unión Soviética de los 80.

 

El Fantasma de la Ópera

La sombra azul que persigue al precio es como el espectro que te persigue en una noche lluviosa de otoño.

Notas que hay algo detrás, tienes los ojos de alguien en el cogote.. pero cuando reúnes valor para girarte misteriosamente la presencia ha desaparecido. Ahí no hay nadie.

 

Matando Marcianitos

Los videojuegos en 2D de principios de la década de los 2.000 han vuelto para quedarse, esta vez en formato Trading.

Derríbalos para sumar puntos, quizás consigues algún Profit xD.

 

Las 5 características para que una plantilla no estorbe

Hasta aquí las bromas. Entrar a jugarse la pasta en el mercado es algo serio como para estar derribando naves espaciales o pensando que nos vamos a encontrar a Casper a la vuelta de la esquina.

Es una actividad lo suficientemente difícil como para estar complicándolo con chorradas.

Lo más importante es la operativa. El sistema. Hasta ahí estamos de acuerdo.

Todo los accesorios que orbitan alrededor deben ser una ayuda. Si se convierten en un obstáculo mal vamos.

Llámame loco pero prefiero el modo fácil.

Bien, vamos con las cualidades de un buen espacio de trabajo. Uno que suma, no de los que restan.

1. Limpia

Los muebles no son los únicos que cogen polvo. La plantilla también si no pasas el trapo.

Esos objetos que colocaste en el pasado y ya no sirven sólo están ensuciando. No te agarres a ellos. No están aportando nada.

Quítalos. Sin miramientos.

Plantilla Limpia y Plantilla Sucia

2. Ordenada

¿Sabes por qué pierdes la cartera o las llaves dentro de tu propia casa? Porque cada vez las dejas en un sitio diferente.

Mi madre siempre me ha dicho: «Dejalo siempre en el mismo sitio. Así sabrás dónde está cuando vayas a buscarlo»

Pues con la plantilla igual.

Si el RSI está abajo, siempre abajo.

Si los activos están a la izquierda, siempre a la izquierda.

No me lo plantes de repente en la derecha. Que te meto un capón.

Plantilla Ordenada

Plantilla Desordenada

Plantilla Desordenada

3. Clara

Los fondos oscuros transmiten frialdad. Parece que algo malo vaya a ocurrir. No me gustan nada.

Los colores cálidos transmiten agresividad, no es un buen acompañante. Cuando estás haciendo trading lo peor que puedes tener es alguien azuzándote para abrir fuego.

En cambio el fondo claro transmite paz. Limpieza. Tranquilidad.

Plantillas Poco Claras

Plantilla Clara

4. Sencilla

Un nuevo concepto que aprendí hace poco es el de «infoxicación». Se da cuando tienes demasiada información de un tema y al final te olvidas de lo importante.

Mira, si tardas más de 2 segundos en buscar un elemento en la plantilla vas tarde. Estás perdiendo dinero.

No lo conviertas en un «Busca a Wally«

Busca a Wally

5. Funcional

Todo lo que pongas tiene que ser útil. Está ahí con una finalidad.

Eso de tener 7 indicadores “por si acaso”… No sirve para nada.

Es como el jersey del que te hablé antes. Ha pasado de moda, tiene agujeros y está desteñido. En el fondo sabes que jamás lo vas a volver a vestir.

Lo tienes en el armario quitando espacio a cosas que sí podrías ponerte.

A la basura de cabeza.

Plantilla Disfuncional

Plantilla Disfuncional

Plantilla Funcional

Plantilla  Funcional

Conclusiones y minimalismo como filosofía

La plantilla podría asemejarse al tomate en la pizza: siempre está ahí aunque casi nadie se fija en él.

Eso sí, cuando sale rancio te arruina la comida.

Los consejos vistos en el artículo para tener una bonita plantilla que aporte –  o al menos no moleste – podrían resumirse en estos tres puntos:

  1. Quitar lo que no aporta valor.
  2. Optimizar el espacio con pocos elementos.
  3. Centrar la energía en las tareas productivas.

Mi propuesta va dirigida a aligerar el peso de la mochila. Viajar ligero y con menos preocupaciones.

No te digo que agarres la mochila pequeñita que te dejan meter en la bodega de Ryanair y des la vuelta al mundo con cuatro mudas, un pantalón y unas chancletas.

Tampoco es eso.

Lo que sí te digo es que lleves un abrigo en lugar de dos. Cargar con él durante un largo viaje va a ser un engorro.

Esa filosofía también la llevo a cabo con mi curso de trading.

Enseño un sistema con pocas variables. Pero funcionan todas.

No vienes buscando un título universitario con el que presumir.

No vienes a perder decenas de horas de tu valioso tiempo con charlas vacías.

No vienes a recibir una formación masiva, recibir la patada y que pase el siguiente.

Vienes a aprender a un sistema de especulación basado en la estadística. Vienes a sacar partido a tus ahorros. Vienes porque estás cansado de que el mercado te zarandee.

Es por aquí:

 

Curso de Trading: el Sistema de Reversión a la Media

 

Un fuerte abrazo y a dar caña a esa plantilla

Enrique Mazón

PD: Tengo un regalo para ti. Es la plantilla que yo mismo utilizo.

Si quieres recibirla envíame un mail preguntando por ella. kike@academiadetrading.es

¿Pierdes el control de tu operativa?

Llévate GRATIS el Cuadro de Riesgo y la hoja de Análisis de Resultados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *