El mes pasado el mercado me puso contra las cuerdas. Fue uno de esos momentos en los que desconfías de todo: de tus capacidades, del tiempo invertido e incluso de tu sistema.

En pocas ocasiones había tenido tantas dudas con los Stops sucediéndose uno tras otro. La estrategia no respondía como yo esperaba, parecía que las reglas que antes funcionaban con los ojos cerrados habían quedado obsoletas, como si alguien estuviera vigilando mis movimientos para hacer lo contrario y fastidiarme.

Decidí tomarme unos días. Necesitaba reflexionar y regresar con energías renovadas. Entonces me vinieron a la cabeza mis inicios en el Prop Trading, allá por 2014.

Recordaba la ilusión de aquel chaval que decidió salir de la calidez de Santander y buscarse la vida en la jungla madrileña, con el miedo palpitando en su corazón al saber que no sería sencillo empezar de nuevo en un sitio donde era un cero a la izquierda.

Y sin embargo hasta ahí había llegado, cuando ni yo mismo podía habérmelo imaginado al empezar. No podía rendirme ahora. Aunque la vista se nublaba de gris y el negro acechaba a la vuelta de la esquina tenía que haber alguna manera de virar el rumbo.

Llegaba el momento de tomar decisiones, no podía aguantar esta dinámica por mucho más.

Entonces comprendí la clave para mejorar un proceso defectuoso en el trading:

Debes asumir que te estás equivocando

Mira. Las personas más ricas del mundo suelen tener una cualidad en común: son tremendamente humildes. No les duele reconocer sus errores y atreverse a cambiar. Saben que el ego no les va a dar pasta. Adaptarse sí.

Es absurdo mantenerte en tus trece cando tras varias señales de alerta. Si sabes leer entre líneas te está diciendo: «macho, por ahí no sigas, que vas a terminar estrellándote».

Es tan sencillo como salirte de la necesidad de resultados inmediatos, una vorágine que puede destruirte. Paras y analizas las operaciones perdedoras, ves qué está fallando y atacas. Sólo así puedes volver al ruedo, de nada sirve seguir chocando contra el muro.

Tras pasar por el taller la maquinaria queda engrasada y vuelta a la normalidad. La producción de dinero continúa.

Así balanceas tu cuenta apoyándote en la Gestión Monetaria

Independientemente de que el mercado haya podido cambiar por una crisis – como ya comenté en este post , o que estemos ante un momento especial, como la noche del Brexit; lo más urgente es revisar es la gestión monetaria. Y te voy a decir por qué.

Es lo más normal del mundo entrar en pérdidas y a lo largo de un año podrá suceder varias veces. No existe el 100% de aciertos. A cualquier estrategia tarde o temprano le llegará una racha negativa.

Efectivamente, como has leído todo sistema de Trading pasa por rachas negativas. Hasta los mejores del mundo.

Por última vez, por si no te ha quedado claro.

Todas las estrategias de trading tienen D R A W D O W N S.

Basta ya de mitos y hacernos creer que el trading es una actividad sin riesgo y que con 15 minutitos al día puedes solucionar tu problema de paro.

No, la bolsa no funciona así. Hace falta un sistema ganador pero también unas reglas de gestión monetaria para sobrevivir cuando vengan mal dadas. El riesgo no tiene por qué permanecer fijo, sino que tendrás que ajustar el lotaje conforme los resultados avancen en tu cuenta.

Regla #1. Crea un colchón sobre el que prepararte para las pérdidas.

Una de las primeras consignas que me dieron en el Prop fue empezar con un volumen bajo. No me lo iban a regalar. Ya sabían el peligro de venirse arriba desde el principio.

Los 6 meses iniciales los dediqué en exclusiva a crear un colchón de beneficios. Era duro porque los senior podían meterle 3,4 o hasta 10 veces mi lotaje. Yo daba palmas con las orejas con un trade de 100 euros pero miraba a mi lado y veía que habían sacado 1.000 fácil. Sentía que no avanzaba, era súper frustrante.

Fue el bautismo de fuego. En ese momento lo veía como un freno, pero ahora me doy cuenta del gran favor que me hicieron.

Había superado la primera barrera. Empezaba lo bueno.

Regla #2. Reduce el Volumen cuando entres en racha negativa.

Imagínate que vas en coche y el motor empieza a recalentarse. Algo va mal. Lo primero que haces es reducir la velocidad, ¿cierto? No vas a seguir apretando hasta reventarlo.

Lo mismo sucede con el Trading. No puedes hacer como si nada cuando llevas una temporada palmando. Lo primero es ajustar el lotaje para no cavar un agujero irrecuperable.

Es lo que llamo «ponerse el escudo» hasta que pase el temporal.

Las prioridades cambian. Lo importante pasa a ser estabilizar los resultados. Cuando consigas llevar hacia arriba de nuevo la curva de P&L entonces estarás listo para retomar los lotes perdidos. Lo ideal es hacerlo en modo escalera.

  • Cuando vayas recuperando poco a poco puedes subir el volumen hasta retomar el inicial.
  • Si la cosa no mejora tienes que seguir bajando el pistón si o sí. No queda otra.

Ahora bien, ¿cuándo es el momento idóneo para bajar el volumen? La respuesta es complicada.

Si lo haces demasiado pronto estás anticipándote. Quizás sólo son un par de trades errados pero no es una mala racha.

Si esperas mucho también mal porque las pérdidas serán cuantiosas. Costará infinidad recuperarlas.

La respuesta a esta difícil pregunta está en el Curso de Trading, donde dedico una lección a este apartado en el módulo de gestión monetaria, con una calculadora automática para facilitarte la labor.

Regla #3. Aprieta sólo cuando el mercado te esté favoreciendo. Surfea la ola

Una vez hice un curso de conducción en circuito y al principio estaba acojonado. No controlaba en absoluto la máquina que tenía entre manos, así que iba con mucho cuidado.

El instructor quería darle caña y me animaba a pisarle en la recta. Me picaba diciendo que no estábamos dando un paseo de abuelas, que estaba llevando un coche de carreras. Yo primero quería coger confianza, no lo veía nada claro.

Poco a poco me fui haciendo con el tacto del coche y después de un par de pasadas le pillé el tranquillo al circuito. En las últimas vueltas, cuando ya me sentía seguro apreté de lo lindo. Las ruedas chirriaban en el paso por curva, en la recta marcaba por encima de 200, el rugido del motor era flipante.. fue brutal

Aunque no pude verle la cara, por cómo el monitor me pidió que me lo tomara con más calma supuse que se había quedado blanco. Quién me lo iba a decir cuando al principio me pedía pisarle duro..

Bien, ¿por qué te cuento esto? Porque quiero asemejarlo de nuevo a la gestión del riesgo en bolsa.

En ocasiones el mercado va a ponerse una temporada muy a tu favor. Entrarán trades buenas una detrás de otra. Hasta te sorprenderás de lo fácil que estás sacando los Profits. Todo lo trabajado sobre el papel estará saliendo rodado.

En esos momentos hay que abrir gas y poner tierra de por medio. Nada de conformarse y volverse amarrategui. Las vacas flacas van a llegar tarde o temprano.

La cresta de la ola no es eterna y cuando estés abajo tratando de subirte a otra pensarás: “joe macho hace nada estaba ahí arriba y no lo aproveché”. Es una sensación terrible.

Mira, cuando más dinero he visto hacer ha sido en esas etapas. Los traders buenos saben cuándo apretar.  Los meses normales, que son el 90%, sacan un beneficio normalito, incluso en alguno palmarán.

La diferencia entre el del montón y el que destaca es en cómo le aprieta el mes o los dos meses buenos del año. En algún ejercicio igual no hay y lo pasa sin pena ni gloria, pero te garantizo que cuando se untan es porque han exprimido una buena racha, sin dejar ni una gota.

Parece fácil, pero la mayoría hace justo lo contrario

Detente sólo un momento y piensa en cómo actúa el típico paisano que abre su primera cuenta.

Se ve con ganas, le han dicho que es coser y cantar y empieza a contar los billetes antes de haberlos ganado. Empieza fuerte.

Utiliza el máximo volumen permitido en la plataforma y casi todas las operaciones van rozando el Margin Call. Siempre al límite.

Lo de empezar suave y crear el colchón sobre el que aguantar las posibles pérdidas futuras ni se les pasa por la cabeza. Tiene prisa, mucha prisa.

Cuando le va mal, ¿Qué hace?

¿Crees que baja el volumen, se para a pensar en qué está fallando y, una vez ha encontrado los cambios del mercado, ajusta la operativa y vuelve a tradear subiendo escalones pasito a pasito?

¿O sube el lotaje para recuperar cuanto antes, incluso metiendo más dinero en la cuenta?

Más bien la segunda opción. Optará por darle la vuelta a toda leche añadiendo riesgo en lugar de reduciéndolo. Estará muy cerca de visitar el Cementerio de Traders.

Todavía no hemos terminado con nuestro amigo. ¿Qué crees que hará después de sumar 3-4 operaciones positivas?

Podría aprovechar la oportunidad que se le está presentando para abrir fuego y construir una base sólida. Incluso retirar pasta del bróker.

Pero cuando no has entrenado las emociones frente al mercado es prácticamente imposible hacerlo.

Te digo yo lo que hará: se acojonará, guardará lo ganado y bajará el lotaje para no perderlo.

Bien por desconfianza en el sistema – no lo ha testeado lo suficiente y aunque le ha ido bien cree que ha sido un golpe de suerte – o por no haberse parado a echar unos sencillos números con lo que hacer, y no hacer, para sobrevivir.

Y cuando llegan las pérdidas, que llegarán, hará lo del punto anterior. Doblar volumen y meter más pasta. Hasta reventar como una palomita en el microondas.

Piensa como los grandes si quieres llegar a ser uno de ellos

Si tienes un poco de sentido común te habrás dado cuenta que los consejos del post los puedes aplicar en otros aspectos de tu vida, no solo en el trading.

Mira. Inditex nunca había publicado pérdidas en 20 años cotizando en bolsa hasta 2020. Yo te pregunto, ¿cuál es el objetivo de Amancio Ortega?:

  • Forrarse todos los años arriesgando el futuro de la compañía cada semestre.
  • Permanecer otros 20 años siendo una compañía puntera a nivel mundial en el sector textil.

Reflexiona sobre a quién te quieres parecer más, si a la persona que más valor ha creado en la industria de España o a personajes como Julián Muñoz o Jesús Gil, ricos de la noche al día que terminaban en la cárcel arruinados.

Como eres un tío inteligente sé que has elegido al gallego. Entonces lo primero que te hará falta será dominar una estrategia. El conocimiento y la seguridad no te va a venir del aire.

Es lo que encontrarás en mi Curso de Trading, donde te enseño la estrategia de Reversión a la Media que siguen esos mismos traders de los que te he hablado antes. Si, si, los que sacan 6 cifras en los años buenos.

¿Nos ponemos manos a la obra?

Un fuerte abrazo y muy buena gestión del riesgo 😉

Enrique Mazón

¿Te ha gustado el artículo?

Empieza ya el Curso Gratuito de Análisis Técnico y Chartismo