Sobre mí

Enrique

BERNARDO MAZÓN HAYA

Enrique Mazon camisa

A ver, empieza contándome de dónde viene ese nombre de tele-novela

Muy sencillo. El primero, Enrique, es por mi abuelo y mi tío. Por parte de madre.

El segundo es por Bernardo Mazón, mi padre.

 

Siempre se han burlado de mi nombre compuesto, pero la verdad, a mi me gusta que mis padres lo eligieran así.

Quizás es porque soy un tío de seguir tradiciones. ¿Qué mejor manera de conservar el legado que traspasando tu propio nombre a quien lleva tu sangre?

No creo que con esta breve carta de presentación te hayas quedado contento, así que te voy a seguir contando por qué he llegado hasta aquí.

Enrique Mazón playa de Gerra editado

Si un zoquete como yo puede hacerlo, tú también puedes

Nunca he sido un genio, pero sí he tenido los mejores maestros posibles:

  1. Miles de horas de vuelo frente al omnipotente mercado. Ese cabrito siempre lleva razón, más te vale escucharle.

  2. Traders veteranos con años de experiencia que me aconsejaban sobre las zorrerías necesarias para no recibir gato por liebre.

  3. La disciplina que transmite una multinacional de Prop Trading. No hice la mili, pero he trabajado con ingleses y polacos como si estuviera en un cuartel.

Todo ese conocimiento adquirido está plasmado aquí:

Señales de Trading en Directo

Nada de trabajar a toro pasado como los ventajistas. En vivo, sin trampa ni cartón.


1 Tutoría Semanal

Establecemos unos objetivos realistas para ti. Me explicas cómo te has sentido en cada operación. No estás solo.


Resumen final de sesión

Hacemos balance de cada jornada con las oportunidades que nos han presentado los gráficos

Una Estrategia para enfrentarte al mercado

Aprende desde cero el sistema de reversión a la media que utilizan los mejores traders del mundo


Soporte Ilimitado

Acceso de por vida al material teórico y sus actualizaciones. Resuelvo todas tus dudas por mail.


 Piensa en grande

 Utiliza herramientas automáticas que facilitan tu trabajo y te ahorran una barbaridad de tiempo

¿Cómo he llegado hasta aquí?

Estoy licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Cantabria, aunque solamente estudié en Santander los dos primeros años.

La vida me estaba dando señales para salir de mi ciudad. Había roto con mi novia, había dejado el ciclismo por una lesión, no conocía más gente más allá de mi círculo de siempre.. Algo tenía que cambiar.

En tercero me dieron la beca Erasmus y me fui a Sheffield, una ciudad que está en el centro de Inglaterra, muy cerquita de Manchester. Empalmé con la beca Séneca y el último curso lo hice en Salamanca. Había descubierto la otra vida universitaria y ya no quería volver a casa. 

Las becas no las conseguí por ser el estudiante más brillante de mi promoción, pero sí por ser quien más la perseguía. Aluciné con la de gente que rechaza los traslados y la de intercambios que quedan vacíos porque nadie los quiere. Habiéndolo vivido de primera mano me parecía una locura desperdiciar la oportunidad que teníamos siendo jóvenes y sin compromisos.

Después hice un Máster en Banca y Finanzas en la Escuela de Negocios de AFI, en Madrid. Fue la primera incursión al mundo más «real», donde  alguno de mis compañeros superaban los 40. Ahí las alubias empezaban a ponerse caras.

Sin embargo, al terminar el postgrado y tras haber recibido tanta formación económica me sentía incompleto: no entendía cómo funcionaba el mundo de la bolsa, ni el del Trading en particular. Era justamente el campo que a mi más me gustaba.

Por tanto, tenía dos opciones:

Enrique Mazon con agenda y cuaderno

Ser uno más del montón, buscar trabajo en consultoría/auditoría para seguir el “camino establecido”: trabajar para una de esas empresas en las que nunca sabes a qué hora vas a volver a casa, sin diferenciarme de unos grises compañeros a los que les encanta presumir de la cantidad de impuestos que pagan.

Dar un paso atrás, volver a casa de mis padres a estudiar intensivamente sobre lo que me apasionaba: el mundo de la bolsa y el Trading en particular.

Enrique Mazon en OSTC

¿Qué crees que hice? Efectivamente, me decidí por dar marcha atrás para coger carrerilla y saltar más alto.

Regresé a casa para recluirme y pasar un año más estudiando por mi cuenta a los autores más influyentes en Trading y Análisis Bursátil, así como todo el material relevante que caía en mis manos.

Cuando sentí que podía aportar a una empresa más que unos títulos académicos, di el salto y regresé a Madrid en busca de trabajo. No tardé mucho en encontrar hueco en 2014, con tan solo 24 años. Entré en la multinacional de Prop Trading británica OSTC, alcanzando el puesto que tanto había soñado: Trader.

Los años en el Prop tuvieron sus más y sus menos. La vida de un Trader no es un camino de rosas, y al igual que 2016 fue mi mejor año, ganando más de 140.000€ al mercado, he tenido otros en los que no he estado a la altura que exige una gran compañía.
Pero si de algo me siento orgulloso, es que todos los ejercicios los he cerrado en positivo. No es nada fácil estar por encima de las mentes más inteligentes del mundo, con los que te estás batiendo el cobre.

Después de 5 años me salió una bonita oportunidad para crear el departamento de Trading y Riesgos en uno de los mayores suministradores de Gasoil a nivel nacional.

Realizaba la Compra-Venta de grandes buques petrolíferos, así como las coberturas del producto físico. Lo mejor de esa época fue hacer un trading más real, ya que el producto comprado entraba en barco a la terminal y lo descargaban en puerto para después suministrar gasolineras. Era ir un paso más allá de la mera especulación.

Logo AFI
Logo Universidad de Cantabria
Logo Sheffield Hallam University
Logo Universidad de Salamanca

¿Para un poco.. si tanto ganas haciendo Trading: por qué vendes tu conocimiento?

Antes de continuar te voy a contar la historia de mis abuelos maternos.

A él, Enrique, no pude conocerle mucho. Falleció en la nochevieja del año 2.000. El cambio de Siglo definitivamente no fue lo suyo, no llegó a pisarlo por muy poquito.

Se quedó huérfano siendo un niño, con apenas 6 años. Desde entonces vivió con una tía en Igollo, un pueblo a las afueras de Santander. Esa señora debía ser como los tíos de Harry Potter, malos a más no poder. Le pegaba buenas palizas por cualquier gilipollez.

Él tenía claro que no quería ese futuro y como era más pobre que una rata tenía que pedir prestado los libros usados a chavales del pueblo para estudiar. Fue examinándose por libre mientras trabajaba hasta que se sacó perito mercantil.

De mi abuela Elisa te voy a decir pocas cosas. Llegó a Santander con 4 años porque sus padres huían de la puta guerra civil española. Si se llegan a quedar en Cádiz les hubieran matado y yo no estaría aquí hoy.

Para que te hagas una idea, en el viaje – que lo hicieron en la parte de atrás de un camión de pescado – recogieron a un auto-estopista que les robó el equipaje al descuido. Cuenta mi abuela que su madre (mi bisabuela) de la desesperación se puso a vomitar sangre.

Llegaron con lo puesto a Santander, con una mano delante y otra detrás. Y por entonces la vida no era como ahora, que tenemos toda la información a golpe de Wikipedia. No sabían a dónde iban, ni dónde dormirían, ni nada. Una ciudad nueva en la que no conocían a nadie y donde tenían que empezar de cero.

Pasados unos años a mi abuela se le terminó la educación obligatoria y como sus padres estaban más apretados que el tornillo de un submarino tenía que trabajar sí o sí. Por suerte un cura vio potencial en aquella niña y personalmente le pagó la matrícula del primer año de bachillerato. No tuvo que pagarle ningún curso más hasta que terminó Magisterio, puesto que consiguió beca desde entonces por obtener matrículas de honor.

¿Y por qué te hablo de ellos?

Pues porque se conocieron, se casaron, y fundaron un colegio en el centro de Santander. Es el colegio Haypo. El significado de las siglas es la unión de sus dos apellidos, Haya y Porrero.

Mi abuela consiguió que sus 4 hijos fueran maestros y a nosotros, los nietos, siempre nos ha insistido para seguir el camino de la enseñanza. A su pesar ninguno le hicimos caso…

… O al menos no como ella quería, dando clase en el sistema de educación pública.

Por suerte existen otras maneras de enseñar lo que llevas dentro y ayudar a otras personas, y eso me he dado cuenta de que es tremendamente satisfactorio. Ver el progreso de alguien que llega a ti con graves problemas y saber que, después de haber estado trabajando juntos varios meses, su vida va en otra dirección.

Ésta academia en cierto modo es un pequeño homenaje a su figura. A la de un huérfano que robaba huevos para comer y a la de una inmigrante gaditana que siendo niña huyó de su tierra hacia el norte para salvar su vida sin siquiera saberlo.

Va por vosotros, abuelitos.

Enrique Mazon en charla en Bogotá, Colombia

¿Quién soy alejado de las pantallas?

Me llamo Enrique Bernardo Mazón Haya, aunque todo el mundo me llama Kike.

Vivo en Madrid desde 2012, ciudad que me encanta por su dinamismo y continua actividad.

Soy de Santander, donde nací hace 32 años. No soy muy objetivo cuando digo que tanto Santander como Cantabria son de los lugares más bonitos de España :). Trato de escaparme a la tierruca en todas las oportunidades que se me presentan.

De dónde vengo

Mi interés por el crecimiento del dinero viene desde muy joven, ya que recuerdo perfectamente cómo, en las reuniones familiares, las partidas del Monopoly que tenía con mi hermana y mis primos las convertía en interminables, nunca me cansaba de adquirir propiedades para obtener rendimiento de ellas.

Antes de Academia de Trading tuve dos blogs de bolsa: www.tradingtecnico.es y www.mg1trade.com. Después de discrepancias con los otros socios empecé mi propio camino. Pero mi vida laboral no empieza ahí: llevo trabajando con mi padre en eventos deportivos desde que tengo 18 años, he sido becario en una consultora financiera y también estuve como comercial una temporada llamándote al teléfono para que ingresaras dinero en el bróker donde tienes la cuenta abierta. Sí, fui ese pesado que no deja de llamar a la hora de la comida 😉

Desde 2017 hasta marzo de 2019 he sido profesor de Análisis Técnico en Academia de Mercados, impartiendo seminarios en varias ciudades de España. Además de vez en cuando nos sacaban al extranjero. La mejor experiencia fue una gira latino-americana en 2018, donde conocí las capitales de Perú, Colombia, Mexico y Panamá.

Deja de hablarme de bolsa y cuéntame algo sobre ti:

Enrique Mazón campeonato de España juveniles ciclismo 2008
  • Mi padre fue ciclista profesional a finales de los 80 / principios de los 90 en Teka y Paternina y yo seguí su camino en la adolescencia. Competí 6 temporadas, llegando a disputar los campeonatos de España de 2008 en Santiago de Compostela con la selección Cántabra juvenil. Sigo saliendo con la bicicleta con mi grupetilla pero sin afán de competición, sino de disfrutar de las carreteras, los preciosos paisajes y un ratuco con los amigos.

  • Soy seguidor del Racing de Santander desde una noche en que mi tío me vio con la camiseta de Zidane y me explicó que yo no podía ser del Real Madrid porque tenía que apoyar al equipo de casa. Desde entonces la sangre que va por mi corazón está teñida de verdi-blanca.

  • Bailo Salsa y Bachata y llegué a ser miembro de una compañía de baile en Madrid, presentando una coreografía en distintos escenarios de España.

  • Me gusta disfrutar de un buen restaurante con buena compañía, no me importa pagar una cuenta alta si la experiencia ha merecido la pena.

  • En el Yoga he encontrado un perfecto complemento a la actividad frenética diaria para cuidar la parte espiritual, ya que hasta entonces la tenía bastante olvidada.