Emprendedor Trader

Hoy en día, en pleno siglo XXI cualquiera puede abrir una cuenta de Trading en apenas unos minutos.

El proceso es muy sencillo y similar en la mayoría de casos: ves un anuncio en Facebook o Google mostrándote lo fácil que es ganar dinero en los mercados «desde tu casa o desde la playa», rellenas un formulario express y a los pocos minutos / horas tienes un amable señor llamándote día y noche al teléfono para que te abras la cuenta YA.

Si te convencen y pasas por el aro, con un par de clicks ya estás en la pasarela de pago ingresando tus primeros 3.000€ en la cuenta.

Ya eres Trader: Qué emocionante, ¿Verdad?

Reconozco que es una industria que trabaja bastante bien: te hacen creer en cuestión de segundos que puedes dejar tu trabajo y cambiar de vida sin esfuerzo.

Imagínate por unos segundos que en un banner de Internet leyeras: ¡dile adiós a tu jefe y juega al casino online todos los días, te garantizo que podrás duplicar tu sueldo actual desde la playa en tres semanas!

Estoy seguro que no te lo creerías y sentirías bastante rechazo a lo que acabas de ver. De hecho lo que estarías pensando es: «a ver a quién se la cuelan porque a mi no»

Pero claro, ser «Trader» es cool. No estás yendo al casino a apostar mientras la señora de al lado te mira con cara de «pobrecito desgraciado», sino que desde tu casa estás «invirtiendo en los mercados financieros»

Mucho cuidado, se habla muy poco de la ludopatía que genera el Trading, pero es un problema que afecta a miles de personas, el cual trataré más a fondo en otro post.

Todos hemos caído en los mismos errores y no te estoy diciendo que no lo intentes, ni mucho menos. Lo que te digo es que debes desconfiar de cantos de sirena y tener bien claro qué requisitos indispensables necesitas para alcanzar lo que más deseas: vivir del Trading.

Puedes conseguirlo siguiendo el camino adecuado: desconfía de las rentabilidades fantásticas

El propósito de esta academia de Trading es hacerte crecer como trader y enseñarte lo que funciona y lo que no para que no te sigas dando cabezazos contra la pared.

Necesitarás, por tanto, dos elementos fundamentales: tu interés por aprender y los conocimientos que te voy a facilitar.

La parte teórica del curso de trading es la primera oportunidad que tienes para recibir un sistema de trading ganador. Pero el buen trader solo se acabará formando mediante la experiencia, por lo que es vital una sala de trading como la mía: entenderás el día a día y la rutina de un gestor haciendo seguimiento al minuto con posiciones abiertas mediante señales de Trading en directo.

Si realmente deseas mejorar y hacer tu propio camino en la bolsa éste es tu lugar, en vez de terminar en El Cementerio de Traders como más del 90% de minoristas que sucumben. Los tres pilares que necesitas controlar para enfrentarte al mercado con garantías son:

  1. La Estrategia de Trading
  2. La Gestión Monetaria
  3. El Control Emocional

En las siguientes líneas hago un recorrido por estos factores imprescindibles. Te invito a que me acompañes.

Pilar número #1: la estrategia de Trading.

La estrategia de Trading es el conjunto de reglas pre-establecidas que te indicarán cómo conseguir beneficios cuando salgas a batirte el cobre en el mercado.

El análisis previo, que vaticina cómo evolucionarán las cotizaciones, te ayudará a decidir cuándo se dan las circunstancias óptimas para entrar, lo que se conoce técnicamente como SETUP.

Tan importante es saber entrar bien como saber cerrar la operación. Te aseguro que en muchas ocasiones es más complicado decidir un buen punto de salida que la propia apertura. 

Según tus características como Trader y los productos con los que vayas a trabajar (Forex, Índices o Materias Primas), así como tu disponibilidad, deberás optar por una clase específica de análisis en tu sistema de trading. Podemos establecer una clasificación como ésta:

– Sistema basado en Análisis Técnico: se basa en la detección de patrones identificables mediante el estudio del gráfico. Es clave el uso de osciladores, medias móviles, figuras chartistas, etc.

– Sistema basado en Análisis Fundamental: emplea modelos de inversión en valor. Los grandes inversores de largo plazo, como Warren Buffett, utilizan ese método. No obstante, ten en cuenta que no se ajusta bien al análisis del Forex, ya que no resulta viable el cálculo del valor intrínseco de las divisas.

– Sistema basado en Análisis Macroeconómico: fundamentado en las políticas monetarias de los distintos países o regiones con misma moneda, como la Unión Europea.

– Sistema basado en Análisis Cuantitativo: se basa en el estudio histórico de datos en base estadística para tomar decisiones de Trading.

Mi estrategia de Trading: una mezcla entre Análisis Cuantitativo y Técnico

¿Es mejor el Técnico que el Cuantitativo? ¿El Análisis Macro es más fiable que el Fundamental? La respuesta es depende: cada sistema tiene unas ventajas y características particulares.

La estrategia que enseño en el Curso de Trading Avanzado está basada en entender los fundamentos del mercado y la psicología de masas. Primero entiende por qué los precios se mueven en una u otra dirección y estarás más cerca de ganar. Es imposible salir victorioso sin tener ciertos conceptos básicos asentados.

Después paso al estudio estadístico de datos. Tengo un robot que me calcula los puntos óptimos para entrar y salir. Ahora bien, yo soy quien toma la decisión de entrar estudiando los gráficos. Si me gusta la zona marcada por el robot entro, y sino lo dejo pasar.

Es decir, marco el punto de entrada con el análisis cuantitativo y lo confirmo con el técnico.

Pilar número #2: No sobrevivirás sin dominar la Gestión Monetaria

De la misma manera que el análisis del producto en el que vas a trabajar te permite anticipar cuándo tienes que introducir una orden, la gestión monetaria es la disciplina que garantiza tu supervivencia en el trading optimizando el volumen de cada operación.

Es fundamental pisar sobre seguro en este terreno de arenas movedizas y por lo tanto debes tener muy claro con qué armas cuentas para sacar rentabilidad a tu capital. Para asegurar la sostenibilidad en tu cuenta y no quebrarla en 3 semanas ten en cuenta estos 5 apartados:

  1. El riesgo asumido. El primer paso es establecer qué porcentaje de tu capital arriesgarás en las operaciones, que no debería suponer más del 5% por trade. De este modo evitarás la quiebra y, además, conseguirás beneficios de una manera constante si mantienes tus parámetros de riesgo fijos.
  2. El activo financiero. No es lo mismo utilizar el Dax que el #EURUSD, por ejemplo. Los márgenes requeridos para entrar, el tick value o la horquilla varían de uno a otro. Debes tener la información precisa para engranar la maquinaria y no descarrilar.
  3. El capital de la cuenta. Por lo general, cuanto más capital tengas mayor será el volumen. No es lo mismo tener una cuenta de un millón de euros y entrar con 0.50 lotes en el Dow Jones que si dispones de 300€. En el primer caso el porcentaje de variación será ridículo, mientras que con menos de 500€ puedes multiplicarlo x2 en solo un día o hacer un -100%.
  4. La curva de beneficios. No es lo mismo estar después de una racha negativa o después de una positiva con un mullido colchón de beneficios sobre el que caer. Tienes un post entero hablándote de este apartado con interesantes consejos para mejorar tu gestión del riesgo.
  5. Número de operaciones abiertas simultáneamente. En esta última variable debes preguntarte cuántos activos vas a tener en el radar para tu operativa diaria. ¿Sigues 5 pares de divisas o 15? Si vas a tener posición abierta en todos ellos, ¿cuánto volumen deberías utilizar? No recomiendo seguir más de 10 porque disperas la atención. Es imposible estar a todo.

Son muchos apartados a tener en cuenta pero si quieres empezar con buen pie debes tomártelo en serio. Estás enfrentándote a las mentes más privilegiadas del mundo y quieren quedarse con tu dinero, no estamos en un cuento de hadas. Si ellos van con metralletas y tú con tirachinas estás acabado.

La otra opción es utilizar un volumen distinto cada día, dependiendo de si hace lluvia o sale el sol, o si ese día te apetece arriesgar más dinero o menos. Puedes hacerlo pero la cuenta te durará menos que un caramelo en la puerta de un colegio.

Si estás un poco perdido con el volumen y no sabes cómo optimizarlo pregúntame por privado, tengo una calculadora de lotes que te ahorrará muchos dolores de cabeza.

El Stop Loss: la principal herramienta de gestión monetaria

Cada vez que pones pasta en juego lo haces porque esperas un beneficio futuro, pero la cruda realidad te pone en tu sitio muchas veces. En ocasiones debes reconocer que te has equivocado, tu análisis era erróneo o el precio ha cambiado sin saber muy bien por qué. Llega el momento de asumir pérdidas.

Entra en juego la orden Stop Loss, que limitará tu pérdida hasta donde tú decidas. Por el contrario, para cerrar operaciones con ganancias utilizarás las órdenes conocida como Take Profit.

Aquí podríamos entrar un un largo debate sobre el clásico «no puedes perder más de un 2% de tu capital en cada operación». La mayoría de formadores lo repiten como papagayos sin apenas reflexionar, se ofenden si lo cuestionas y poco más les falta amenazar sobre la llegada del Apocalipsis

Yo no estoy de acuerdo con esa afirmación.  El Stop Loss se puede establecer acorde con el porcentaje de acierto y cuánto sacas en los positivos. Claro que puedes palmar más del 2% y ser ganador.

Imagina que con una cuenta de 20.000€ haces 5 trades. En 4 ganas 200€ (1% del capital) y pierdes en una ocasión 600€ (3% del capital), el resultado neto es de +200€ (800-600).

Has perdido más de un 2%, sigues en positivo y el mundo no se ha acabado. Qué cosas.

Es fundamental conocer siempre cuál puede ser tu peor escenario de operativa global después de una mala racha, lo que técnicamente denominamos como «DrawDown«. Hasta dónde llegará el tamaño de tu cuenta después de varios Stops. Para superar una mala racha pararás la maquinaria, evaluarás qué ha ocurrido para analizar lo que está fallando y establecerás las medidas correctivas oportunas.

Por último nunca deberías superar una pérdida máxima para un solo trade, que irá en función del tamaño de tu cuenta y de los beneficios que hayas construido, el colchón sobre el que reposarás. Es lo que se conoce en el mundo del Propietary Trading como «Hard Stop», y será fundamental no saltárselo para no echar al traste la esperanza matemática del sistema.

Pilar número #3: La importancia de la psicología.

Por último, la psicología, entendida en estos casos como el control de las emociones, es de gran valor para encarar esta práctica en condiciones óptimas. Si bien el conocimiento y la experiencia son los requisitos básicos de todo trader, el autocontrol también va a resultar imprescindible para  llegar a buen puerto.

Los estímulos que te afectan en la vida real son susceptibles de aparecer en las trades que realices. No se trata de ser frío como el hielo porque además es imposible, sino de aprender a poner las emociones bajo control. La predisposición siempre ha de ser optimista, pero en ocasiones la cabeza te jugará una mala pasada.

Es fundamental saber retirar dinero después de una buena racha. Saber parar no sólo se aplica a los malos días, sino también a los buenos para no estropearlos.

Si haces intradía te doy un consejo: ten un máximo de cuatro operaciones al día, que es justamente lo que yo hago.

El mercado es un entorno netamente hostil, donde los profesionales están luchando para llevarse nuestro dinero haciéndonos todo tipo de engaños y jugarretas. Cuanto menos tiempo pases delante de las pantallas, menos probabilidades tendrás de equivocarte, más cerca estarás de tu objetivo final.

Los errores son parte del aprendizaje y deben ser tolerados y puestos en valor. De nada servirá hacer cambios bruscos en el modo de operar después de haber fallado solamente un par de Trades.

No seas una veleta que gira según sopla el viento: sé perseverante y constante en la operativa, siempre y cuando tengas comprobado la fiabilidad del sistema. No se trata de darse cabezazos contra un muro, sino en picar un poco de piedra todos los días para derribarlo.

El exceso de confianza puede ser tan perjudicial como el miedo a perder. No debes obsesionarte con los resultados, entre otras razones porque siempre existirá algún factor fuera de tu control. Lo importante es seguir el plan y mantener la gestión monetaria estable. Olvídate de todo lo demás, los resultados tarde o temprano llegarán.

Finalmente, te aconsejo que tradees sin estar presionado por asuntos ajenos, ya que eso mermaría tu capacidad de análisis. Si te ha ocurrido alguna desgracia personal y estás afectado emocionalmente desconecta. Puedes hacer auténticas barbaridades y perder el control, terminando desquiciado.

Nunca ha sido tan fácil como hoy en día a pesar de que la mayoría fracasa en el intento.

En definitiva, el trading es una actividad que puede ser muy rentable, pero solamente si se encara con garantías analíticas, gestión monetaria e inteligencia emocional.

Si ya eras consistente con este artículo te vas a reafirmar en tus creencias. Nunca está de más leer sobre pautas de éxito. Estoy seguro de que, a grandes rasgos, tu forma de operar no se diferencia en mucho de la mía.

Los traders ganadores seguimos los mismos patrones: los que funcionan

Si, por el contrario, acabas de empezar o llevas varios años dándole a la tecla pero todavía no has cerrado ningún año en positivo te animo a entrar en una dinámica estricta día tras día con mi Curso de Trading.

¡Un saludo y seguimos en los mercados ;)!

Enrique Mazón

¿Pierdes el control de tu operativa?

Llévate GRATIS el Cuadro de Riesgo y la hoja de Análisis de Resultados