Cuando no tenía ni idea de cómo funcionaba la bolsa me flipaba todo su entorno y las razones de los movimientos. Recuerdo perfectamente una de las primeras preguntas que hice a Javier, el amigo de mi padre representante de Gaesco en Santander, quien me introdujo en el mundillo. Estaba obsesionado con saber qué movía los precios:

  • ¿Cuál es la ciencia detrás?
  • ¿Pero lo mueven las noticias?
  • ¿Quién tiene el poder para decidir si sube o baja?

El pobre Javier hacía lo que buenamente podía. Entre el teléfono que no paraba de sonar, de vez en cuando aparecía por ahí algún cliente y yo dando la turra toda la tarde no sé cómo no me mandó antes al carajo.

Por suerte Javier era un tío paciente y resolvió mis preguntas poco a poco. Acudí varias semanas a su despacho, donde aprendí un montón y veía cómo funcionaba el negocio del dinero en vivo y en directo. La escuela de la vida en su más pura expresión.

Esto te lo cuento porque unos pocos años después las mismas preguntas que yo formulaba las he tenido de vuelta. Cuando alguien sabe que me dedico a la bolsa una de las frases más repetidas suele ser tal que así, palabra arriba abajo:

  • «Joe, pero qué estresante es eso de la bolsa, ¿no? Lo veo muy peligroso, lo puedes tener controlado pero una mala noticia se lleva todo al garete en un visto y no visto»

Esta frase da juego así que voy a desgranarla en las las tres ideas más llamativas:

  1. El mercado es estresante si tú quieres que sea estresante. Si en cada operación te juegas el 50% de tus ahorros evidentemente será estresante. Pero no es necesario ir con el cuchillo entre los dientes todas las horas del día. Hay maneras para hacer trading tranquilo sin tener el corazón en un puño.
  2. A mi peligroso me parece hacer el mantenimiento de una autovía pasándote coches zumbando a más de 150 km/h a un puñado de metros metros y con un traje amarillo como única protección. No me parece peligrososentarse delante de un ordenador y abrir un programa informático.
  3. Efectivamente una noticia puede cambiar el plan. O convertirse en tu mejor aliada. Cuando te dejó la novia en un paño de lágrimas aquel verano quién te iba a decir que a los pocos meses iba a aparecer la mujer de tu vida. O que no volverías a mojar hasta pasado una década. «C’est la vie»

Los dos primeros puntos ya habrá tiempo de comentarlos, son temas que dan para sacar mucho jugo .Hoy sólo voy a centrarme en las noticias. Esa amante misteriosa con quien pasaste la mejor noche de sexo de tu vida pero también puede convertirse en tu miserable ruina. Arrancamos.

La importancia de las noticias en una sala de trading

Uno de los aspectos que más me sorprendió al entrar en OSTC fue ver cómo todos corrían como locos a ver qué había sucedido cuando saltaba alguna noticia. Me extrañó encontrarme con este ambiente cuando venía acostumbrado a un trading más tranquilo basado en patrones Swing o Largo Plazo.

Las reglas del juego habían cambiado. El ruido generado en los segundos posteriores a la publicación de algún dato económico era más importante que las tendencias de fondo. Las noticias no eran un elemento más, eran el punto clave del día. Los cinco sentidos debían estar focalizados al 120% en esos minutos.

Ese fue el primer choque de realidad, al ver cómo 15 traders hechos y derechos se ponían de los nervios en estos eventos. El segundo vino poco después.

No quiero saber nuestra cara de novatos al entrar a la sala porque a las pocas semanas decidieron asignarnos un tutor por parejas. Dos junior estarían acompañados por un compañero Senior. Tuve la suerte de que me tocara el mejor trader de la sala, Juan. Era un valenciano que ya había sacado chispas los años anteriores. Sabía cómo funcionaba la película.

Fueron meses muy intensos, aprendiendo día tras día. Montamos un grupo de Whatsapp a 3 bandas donde apenas había descanso. Nos cubríamos por horarios y cuando pasaba algo enseguida estábamos al acecho para aprovecharlo.

Por supuesto, también nos avisábamos cuando una noticia tres estrellas estaba cerca. Fue ahí cuando me di cuenta de la barbaridad de dinero que se podía ganar en las más relevantes.

Cuando la liquidez desaparece se pueden ganar miles de euros en menos de un segundo

En su condición Senior, Juan tenía una herramienta de Trading automático restringida para los novatos. Por dos motivos:

  • Su alto coste, más de 600€ al mes.
  • Porque no íbamos a ser capaces de aprovechar su potencial.

Debías ganártela. Primero demostrar rentabilidad positiva varios meses seguidos y después dedicarle un tiempo para entenderla y configurarla, dada su complejidad.

Sin lugar a dudas donde más jugo se le podía sacar era con la volatilidad, en especial la generada por los datos. Te cuento por qué.

La liquidez se evapora como por arte de magia en los segundos previos a las publicaciones más importantes. Los operadores no son tontos, saben que se avecina tormenta y se ponen a cubierto hasta que escampe.

Lo vemos con el dato de referencia para la economía mundial: empleo y tasa de paro USA, publicado el primer viernes de mes. Las PriceLadders se vacían, ahí no queda ni Piter. Donde antes había 10.000 o 50.000 contratos esperando el fill ahora apenas permanecen un puñado de ellos. En este vídeo se aprecia mejor:

 

Fíjate en la ladder de la derecha entre el segundo 20 y el 30: cómo antes del dato el EURUSD está completamente seco. El Bid y el Offer se abren: no queda nadie en el mercado. En el momento de la publicación llega la locura, sobre todo cuando sale algo muy diferente de lo esperado.

Es aquí donde se puede hacer un auténtico pastizal con herramientas de trading automáticas. A esa velocidad le es imposible al ojo humano distinguir los cambios en las cotizaciones y mucho menos hacer click. Es cuestión de micro-segundos.

El robot debe estar preparado ANTES del movimiento. Si esperas hacerlo durante la marcha olvídate. La oportunidad se habrá esfumado.

Recuerdo cómo segundos después de unos Payrolls el P&L de Juan marcaba +20.000€ sin haber tocado una tecla. Lo había dejado listo para la acción y la jugada le salió redonda. Imagínate el subidón de hacer el Profit de varios meses en un suspiro..

El lado amargo del trading en noticias

Al igual que gracias a las noticias puedes solucionar el año en un par de jugadas buenas, tal potencia tiene un lado muy peligroso. Como dirían en la mítica pelicula La Guerra de las Galaxias: «un gran poder conlleva una gran responsabilidad».

Te las voy a contar con dos anécdotas vividas en primera persona. Esta vez sin final feliz.

Empiezo por la noche del Brexit, verbena de San Juan 2016. ¿Recuerdas cuando he mencionado la asignación de tutores para los novatos? Bien, pues en esa jornada tan especial, uno de los tutores, Álvaro, vino a la oficina calentito, con ganas de jarana. Esa madrugada se mascaba la tensión en el ambiente

Por sorpresa los escrutinios empezaron a mostrar una posibilidad real de ruptura con Europa y las bolsas reaccionaron desplomándose. Caídas verticales a una velocidad pasmosa, yo nunca había visto algo así. Pocos minutos después arrastraron al abismo a las materias primas.

Estábamos en nuestros puestos esperando las oportunidades pero Álvaro decidió anticiparse. En cuanto el Brent hizo un movimiento bajista compró el máximo volumen permitido por la compañía esperando un fuerte rebote.

Sin embargo el mercado continuó cayendo (sólo subió varias horas después, en la apertura europea) y en menos de 5 minutos había llegado a su Hard-Stop. Se encabezonó y no quiso soltar la posición por las buenas, así que el Risk Manager a gritos le obligó a cerrar de malas maneras. En Inglaterra no estaban nada contentos con su actitud, sobre todo porque con toda la noche y el día por delante uno de sus mejores traders se quedaba expulsado en una de las jornadas con más volatilidad del siglo. Un auténtico drama.

La siguiente historia tiene un punto de gracioso y es bastante más reciente.

Al presidente de Hafesa, que era un enganchado del Trading, le ponía caliente tradear durante las noticias. Él solía estar a otras cosas, reuniones de aprovisionamiento, previsión de llegada de los buques petrolíferos a puerto u otros aspectos de la compañía, pero cuando llegaba el miércoles sabía que pocos minutos antes de las 16:30 sonaría el teléfono para mandarme colocar las órdenes. En el momento de la publicación solíamos tener llamada en directo para comentar la jugada.

En una de esas salieron mucho más inventarios de los esperados. Lo lógico era una caída del precio ante la mayor oferta.

Me ordenó comprar 20 contratos de Gasoil «a mercado» ipso facto. Casi siempre operaba de esta manera, a mano. Decía que no le gustaba dejar pistas a los ordenadores sobre su operativa con las órdenes colocadas. Era el hombre contra la máquina.

Con tanta volatilidad el Gasoil había marcado un latigazo alcista y la compra entró prácticamente en el punto más alto del día. Desde ese nivel no hizo más que caer, caer y caer el resto de la sesión. Una fotaza de los máximos en toda regla.

Un par de horas después la posición estaba en -$40.000 y antes del cierre tocó salir asumiendo la pérdida. Una operación terrible desde el inicio hasta el final. Pero el infierno no había terminado ahí.

Por la tarde, ya cuando estaba tranquilamente en casa, empezaron a llegar los mensajes bomba en el grupo de Whatsapp del trabajo. «Dos personas en el departamento y me decís mal la información de inventarios. Es inaceptable. Mi hijo lo haría mejor que vosotros…» fueron algunas de las lindeces que el Big Boss descargó .

Como me toca bastante las narices cuando me cargan algún error ajeno contesté defendiendo mi posición, que por supuesto era la correcta.

Él había entendido mal el dato. Pensaba que más inventarios de los esperados significaba subida cuando no es así. Al haber más crudo almacenado pierde valor, como es lógico. ¿Qué ocurre cuando hay escasez de un producto? Que su precio sube. ¿Y cuando hay abundancia? Para darle salida lo tiran abajo. Ley básica de oferta y demanda.

¿Los precios siempre reaccionan al alza después de un dato económico positivo?

Otro de los principios elementales del mercado es la irracionalidad. La teoría está muy bien sobre el papel pero en la práctica veremos cómo hacen lo que les sale de las narices.

Ya puede salir el mejor registro de crecimiento PIB en años y las bolsas desplomarse. En otras ocasiones subirán como cohetes después de un dato desastroso y te preguntarás 100 veces por qué. No hay explicación lógica, simplemente sucede: a la mano fuerte le encanta jugar contigo hasta la desesperación.

Vete al minuto 2 del siguiente vídeo y presta atención solamente durante 30 segundos. Enhorabuena, acabas de ahorrar miles de euros en formación bursátil para el resto de tu vida 😉 :

 

Qué mal lo estoy pintando, ¿no? Es imposible saber la dirección del precio, se puede palmar hasta la camisa, las herramientas buenas son súper caras..

Pues si, pero no está todo perdido. Sabiendo cómo funciona el chiringuito ya estamos por encima del 99% que van dando palos de ciego día sí día también. Ahora nos vamos a poner a trabajar en lo realmente importante: hacer pasta.

Para ello toca apoyarse en el concepto clave del post: la VOLATILIDAD.

Mi Técnica para hacer Trading Intradía en noticias

Antes de arrancar con mi modus-operandi quiero centrar un poco más el tiro: sólo vamos a utilizar una batería de datos económicos con fecha cierta de publicación. Para ello nos apoyaremos en calendarios de páginas web especializadas como Investing o FxStreet. Suelen tener este aspecto:

 

No vamos a especular sobre noticias que son literalmente imposibles de anticipar. Si mañana Irak le declara la guerra a Estados Unidos tendrá un impacto fortísimo en el mercado y previsiblemente las bolsas se hundirán. A todos nos pillará por sorpresa, excepto al círculo muy reducido de personas con la información privilegiada en su poder.

Lo mismo que sucedió con el atentado de las Torres Gemelas. ¿Quién podía imaginar que dos aviones iban a impactar contra uno de los símbolos del poderío americano matando a miles de personas? Absolutamente nadie, no existen los poderes mágicos para predecir el futuro. Los índices bursátiles se desplomaron al instante y tardaron varias semanas en recuperar niveles.

Queda claro, ¿no? Si el jueves a las 7 de la tarde publican un ataque de drones a una refinería en Irak más te vale tener Stop para no perder hasta la camisa. Sin embargo los inventarios de petróleo del miércoles a las cuatro y media los afrontamos siguiendo estos tres pasos.

Paso 1. Lleva el mínimo riesgo posible antes del dato

Una buena planificación del día evita muchos dolores de cabeza. A primera hora mira lo que se avecina y acomoda la operativa.

Mi consejo es evitar problemas: no llevar posiciones abiertas al dato.

Si el punto caliente es a las dos de la tarde intenta no acumular trades por la mañana para estar libre. Cuanto más cercana esté la hora menos merecerá la pena arriesgar.

Algunas noticias, como las elecciones USA, suceden en fin de semana con el mercado cerrado. Lo ideal es cerrar todo el viernes para no estar en tensión hasta la apertura del lunes.

Te cuento cómo lo hago yo. Los días de noticia me los tomo muy tranquilos, prácticamente sin operativa. Ya puede haber algo muy claro para entrar porque sino seguramente lo pase en blanco.

Cuanto menos tiempo queda más precauciones tomo. A falta de una hora es la línea roja, cierro el ordenador, me pongo a hacer otras cosas y regreso cuando faltan unos 10 minutos. Entonces me activo de nuevo, veo dónde está el mercado y analizo la siguiente jugada.

Paso 2. Deja órdenes colocadas en buenos puntos

Una vez visualizado el mapa con los precios diviso las zonas calientes y pongo órdenes arriba o abajo a una distancia prudencial.

La clave está en seleccionar. No hace falta poner 40 órdenes en 27 activos diferentes, con un par es suficiente. Con que sólo una trade salga bien ya das palmas con las orejas. ¿A quién no le agrada un Profit en unos pocos segundos o incluso micro-segundos?

Si tienes dudas recuerda el post donde mencionaba esta técnica y cómo ayuda a superar el miedo.

Paso 3. Ejecuta tu setup sólo si el mercado da oportunidad

Tres segundos para el dato, dos.. uno… Comienza el baile. ¿Con qué fuerza impactará? ¿Hacia dónde se moverá el mercado? ¿Cuánto durará el nerviosismo?

No hay respuesta para estas preguntas. La única certeza es que aparecerá volatilidad y será sinónimo de riesgo.. pero también de grandes oportunidades. Es ahí donde nosotros, los traders, aparecemos buscando un pequeño trozo del pastel.

Repito la sucesión de hechos. Una vez publicado el dato mueven el árbol y en ocasiones aparecerán oportunidades donde podremos meter la zarpa. La operativa siempre es después del dato y no antes.

Entrar antes de la publicación queriendo adivinar si va a subir o bajar es como tirar una moneda al aire: tienes un 50% de opciones. Y nosotros no estamos para regalar el dinero tan fácil al mercado con lo que cuesta ganarlo.

No estás obligado a operar si no lo ves claro

Te he explicado la forma más eficiente de enfrentarte a las noticias. Ahora bien, esto no significa que a partir de ahora debas disparar en todos los datos económicos a la mínima que se muevan los precios.

Volvemos al título del paso 3: «ejecuta tu setup sólo si el mercado da oportunidad»

Queda claro, ¿no?. Si no hay oportunidad manos quietas y a esperar a la siguiente.

No hay un dato igual que otro. A veces el movimiento será mínimo, prácticamente inapreciable. Si estás ante ese escenario lo mejor es dejarlo pasar, ya habrá otros con más chicha.

En otros habrá mucho movimiento pero tu Setup no se ha alcanzado. Habías marcado un punto de entrada y el precio no ha llegado a él. Te quedas fuera por más que haya nerviosismo y los precios se hayan vuelto «locos». El plan es el plan y hay que respetarlo.

Sólo pondremos pasta en juego cuando haya movimiento y además el Setup esté dando señal de entrada.

Trading de Noticias en el Largo Plazo

El último apartado va dedicado a los traders más tranquilos, quienes operan con un horizonte temporal de varios meses o incluso años. Si has elegido ese camino te felicito porque vas a tener una operativa mucho más relajada.

Las noticias no generan tendencia, en contra de lo que piensa la mayoría. No son más que ruido para el cortísimo plazo, donde los intradía y los scalpers rascamos lo que buenamente podemos.

Son reacciones de segundos o minutos. Casi nunca después de una hora continúa la volatilidad. Ni qué decir en la siguiente sesión, donde ya nadie se acuerda, como una canción puesta de moda un par de semanas.

Para que te hagas una idea de la explosión posterior a las noticias y posterior calma te vas a encontrar algo así en los gráficos::

Si vas a largo plazo no deberías ni fijarte en ellas. Intentarán despistarte, hacerte cerrar antes de tiempo, ponerte nervioso.. Lo mejor es olvidarte del ruido y seguir con tu estrategia, por más que los medios de desinformación quieran intoxicarte.

Lo que pasa es que si te gusta la chica de los movimientos intradía y estar pendiente del mercado durante la sesión vas a necesitar una estrategia si o si. Ir a la batalla con arcos y flechas mientras el enemigo cuenta con artillería pesada no puede terminar bien.

En mi Curso de Trading enseño la reversión a la media: el modo de entender el mercado que Juan y otros tantos grandes traders utilizaban en su día a día. En noticias, sí, pero también en sesiones normales y corrientes donde toca ponerse el mono de trabajo.

Un fuerte abrazo a todos y mucho cuidado con el jaleo de los datos económicos 😉

Enrique Mazón

¿Te ha gustado el artículo?

Empieza ya el Curso Gratuito de Análisis Técnico y Chartismo